Temas sobre la Imágen de Dios para los Judíos en los tiempos de Jesús

Publicado en 13 mayo, 2011

0



yhwh2

Para hablar adecuadamente de la Imagen de Dios para los Judíos del siglo I, se debe primero entender su historia del pensamiento religioso y político para comprender tales aspectos. Ha de saberse que tal historia no es fácil y la imagen Yahvista ha cambiado considerablemente en su culto. Aunque Dios sea inmutable, el mundo de las ideas en los seres humanos es tan cambiante como lo es su historia y cultura.

1.    Antecedentes Históricos.

Cuando se habla de un antecedente histórico de la Imagen de YHWH se tiene en cuenta sus lugares en la historia Judía y la visión que se podía tener de él para entonces. Se habla aquí pues, de una historia llena de altibajos que, teológicamente hablando, obedecen a la voluntad de YHWH para un pueblo infiel pero obligado a llevar un pacto previo con su Dios.

La pregunta que aquí se discutiría es: ¿La imagen tan diversa que se da como resultado es voluntad de Dios?

Se tienen varios ideales por los que pasó YHWH:

a.    El libertador del pueblo (periodo de salida de Egipto)

b.    El proveedor del pueblo (Desierto)

(Durante las anteriores él los visitaba desde una nube, cosa que hacía muy fuerte su presencia, igual que las teofanías tan violentas que describe el pentateuco)

c.    El que acompaña al pueblo en batalla (toma de la tierra, YHWH en el arca)

d.    El morador del templo (periodo monárquico)

e.    El castigador (periodo exilico y un poco del post-exilio)

Esta evidente imagen se hace fuerte en la literatura profética del pueblo.

f.     El restaurador y legislador (Periodo post-exilio)

La historia, sin embargo, no acaba aquí, existe un largo periodo al que llamamos “de silencio” en la Biblia. Realmente no fue tan silencioso, se sabe buena información de la historia revolucionaria del pueblo Judío cuando fue invadido por otros pueblos. A partir de los Macabeos, el pueblo Judío se dio cuenta hasta cierto punto de su poder, y pese a que la misma revolución que los había libertado de los griegos ahora los hacía vasallos Romanos, se levantaron muchos grupos político-religiosos que usaron el nombre de YHWH para validar su revolución e ideologías. Aquí es donde la imagen de YHWH pasa a ser mucho más que religiosa y se vuelve política.

Contexto Religioso del Siglo I

 

Los Judíos para el siglo I se encuentran divididos religiosamente. Es de vital importancia tener en cuenta que el contexto religioso estaba afectado por el político y filosófico. La invasión griega y los Romanos adaptando filosofías de los griegos a su cultura, hacen al pueblo Judío un constante oidor de estas corrientes. De la misma manera como un teólogo actual se ve afectado por los ideales del renacimiento, un maestro Judío se veía afectado por el pensamiento filosófico. Tenemos entonces, lo religioso, lo político y lo filosófico en un ambiente histórico revolucionario, de inconformismo y de separación de las más antiguas tradiciones ya tan fuerte que la nueva ola religiosa por recuperar lo perdido no tenía suficiente fuerza.

Los partidos más reconocidos serían:

1.    Fariseos.

2.    Saudceos.

3.    Esenios o Isenos.

4.    Qumram.

5.    Zelotes

6.    Amaharente, el pueblo.

Todos pensando diferente en torno a YHWH. Los más revolucionarios eran los Zelotes pese a que los Fariseos eran los “oficiales” descendientes de los Macabeos. Cabe aclarar aquí que no se trataba de un asunto meramente de venida de, sino de estancia en. Por ejemplo, los Fariseos no andaban con más revolución que su piedad por la Ley, no se dignaban a odiar a sus actuales opresores romanos puesto que su “estancia en” la posición de maestros de la Ley y personajes importantes en el Templo les permitía vivir bastante acomodados, ¿Qué querría exigir alguien así? Por otro lado, los Zelotes eran más del pueblo y la pobreza era demasiada para entonces, por supuesto que tenían por qué luchar.

jesus and the mp

Dependiendo de tu partido político te juntabas a una ideología sobre Dios. Pero, el pueblo tendía a irse por las modas y la ideología que les prometiera un futuro mejor. Es claro que María (Madre de Jesús) tenía una marcada ideología revolucionaria cuando leemos su canto (Lc1:46-56) y veía a YHWH como el que “humillará a los ricos y poderosos” y “exaltará al humilde y pobre”. Para ella, el signo que Dios había dado con su elección era que los pobres eran los amados de Dios y su mesías saldría de ella. De hecho el ángel le prometió que ese hijo reinaría sobre todos los descendientes de Jacob. (Lc1:30)

Es de este modo incuestionable que María tenía cierto matiz revolucionario bastante marcado del pueblo oprimido que no quiere más opresión y esto sin duda vendría de dos posibles partidos: Zelotes o Esenios. El Qumram también tenía mucho de esta ideología, sin embargo, tendían a enfatizarse más en la santidad que en el clasismo.

YHWH había empezado a leerse desde la Ley, profetas, y escritos, con la imagen de Libertador, con la imagen de humillador de los poderosos, como el emancipador del pueblo para muchos partidos. Solamente esperaban al mesías o aún mejor, se unían a uno que otro mesías que aparecía por ahí con aires de caudillo revolucionario. Por supuesto, Roma los aplastaba en seguida. Esto cambió mucho la imagen del Mesías, el ungido de YHWH. Ahora, tras ver tantos mesías derrotados se tomaron dos posiciones principales respecto al tema: 1. O bien no eran el mesías. O 2. Hay que recordar que el Mesías debe padecer. (Cambio de lectura). Tenemos algo de idea de lo que pensaban la mayoría de los discípulos de Jesús gracias a las ansias de Pedro por iniciar revueltas, o las menciones de “mandar fuego de lo alto” para quemar a algunos. Y claro, la reacción cuando su Mesías estaba siendo asesinado.

Ahora bien, los Fariseos y Saduceos más bien se peleaban el dominio religioso al que Hans Küng llama “Teocracia” atrevidamente. No, no estamos aquí hablando de una literal Teocracia, puesto que no era Dios quien regía, eran los políticos con más rango quienes hacían una lectura oportunista de las Escrituras. Jesús todo el tiempo lo critica, y aún con la posibilidad que Jesús fuese fariseo, puesto que los Fariseos eran tan tajantes en su forma de pensar, tan sectarios, que era poco probable que escucharan a un maestro cualquiera sino más bien a uno de los suyos que venía con algo nuevo. ¿Qué hacía que los fariseos escuchasen a Jesús? ¿Su ideología tan fuerte? O realmente hablamos de la posición de Jesús y la dificultad de sostener sus doctrinas de muchos fariseos. Sabemos que varios fariseos eran simpatizantes del Cristianismo (Hch15) y Fariseos simpatizantes de Jesús (Jn3). Esto demuestra que lo que Jesús venía diciendo ya tenía sospechas de ser verdad entre el pueblo Judío. Y Jesús realmente acepta que lo que el viene a decir no es nada nuevo sino que estaba en todas las Escrituras (Lc 24:25-28).

Imagen somera de Dios en los partidos:

 

1.    Fariseos: Los Fariseos procuraban mantenerse a raya de las creencias consideradas “gentiles” y que se habían introducido en la fe verdadera. El pensamiento Helénico y las Filosofías ya se habían revuelto con muchas doctrinas Judías, ellos eran los defensores de la fe tradicional:

a.    Yhwh predestina al ser humano, pero le da libre decisión.

b.    Yhwh tiene sirvientes (ángeles)

c.    Yhwh ha inspirado el tenaj. (Escrituras)

d.    Yhwh es Señor de la Historia.

2.    Saduceos: Los Saduceos eran “Liberales”, más abiertos a las filosofías y creencias extranjeras revueltas con las Judías. Tenían mucho poder comercial y político y se mantenían separados del pueblo en pos de su pureza.

a.    Yhwh no predestina.

b.    Yhwh no controla la Historia.

c.    Yhwh no necesariamente inspiró las interpretaciones de la Ley, solo la Torah.

d.    No hay Reino bueno contra Reino malo.

e.    No existen ángeles y demonios.

3.    Esenios o Isenos: Los Esenios eran una tribu que mantenía mucha observancia sobre la impiedad de los intérpretes de la Ley y sus mayores enseñanzas eran El Amor a Dios, el Amor a la Virtud y el Amor al prójimo. No hay mucha certeza de qué tan influenciados estuvieran por la filosofía helénica, pero es muy probable que su estilo de vida ascético y forma de interpretar las escrituras tengan algo que ver.

a.    Yhwh elige.

b.    Yhwh liberará a su pueblo.

c.    Todos son iguales frente a Yhwh.

d.    Yhwh es Señor de la Historia.

e.    Yhwh lucha contra su contraparte.

4.    Amaharente o el Pueblo: La gente común tendía a dejarse llevar por las modas del momento a nivel religioso y esas modas eran determinadas por los altos funcionarios o por la popularidad de tal o cual movimiento.

Los Judíos del pueblo eran muy celosos de su religión y su pueblo, pero eran también muy fáciles de doblegar en este sentido. Muchos mesías aparecieron, antes y después de Jesús, a todos los siguió un gran número de personas:

a.    Yhwh es el Dios de promesas.

b.    Malo y Bueno pasan por Yhwh, es el Dios del destino.

c.    Ser fiel a Yhwh garantiza fidelidad de Yhwh.

Respecto a Qumram: Tenían ideologías muy similares a Jesús y los Esenios. Sin embargo, su marcada costumbre de apartarse del pueblo los hacía menos influyentes que otros partidos. En ciertas ocasiones nos encontramos con filosofías Qumram revueltas en otros pensamientos, pero lo más normal es que se mantuviesen encerrados en sus lugares de adiestramiento.

Algunos dirán que el Qumram es la cuna del cristianismo, pero no hay pruebas de su relación con Jesús.

Podríamos decir que Qumram creía en un Dios Santo y Legislador, cuya presencia era tan poderosa y perfecta que ningún hombre común podría encontrarse en él, tal era el motivo que tuviesen que apartarse para acercarse más a Dios. También tenemos a una secta Judía que pensaba claramente que los poderosos y adinerados serían humillados por ser idólatras del dinero.

Carlos Fernández Cuervo.

Bibliografía:

 

SANCHEZ, Gustavo, Pasos en el Nuevo Testamento.

PAÚL, André, El mundo Judío en los tiempos de Jesús, Historia política.

WITTMAYER BARON, Salo, Historia Social y Política del pueblo Judío.

PERROT, Charles, Jesús y la historia.

PIÑERO, Antonio, Los Manuscritos del Mar muerto, Qumrám, Artículo para la revista HISTORIA de la National Geographic. N.60

About these ads